Artículos Traducidos

Siete razones por las que el poliamor es más difícil cuando eres discapacitado

  • Katie Tastrom

Desde que el poliamor ha llegado a nosotros (lentamente) la mayoría de los artículos populares y libros de autoayuda se han enfocado en personas neurotípicas y capaces.

Como una persona que es discapacitada y no monógama es difícil para mi relacionarme con la mayoría de las personas. Muchas de las cosas por las que mi-s pareja-s y yo hemos tenido que atravesar han sido ignoradas o simplemente pasadas por alto.

El discurso conocido del poliamor generalmente presupone la discapacidad y la neurotipia. NO existen guías ni pautas sobre cómo atravesar o enfrentar el tener energía realmente limitada y al mismo tiempo múltiples parejas, o cómo la ansiedad puede afectar a los celos y el miedo, o la dificultad de encontrar compañeros que estén conscientes de las necesidades particulares.

Lo que las personas en estas comunidades necesitan saber es que estas discapacidades pueden complicar pero también intensificar la práctica poliamorosa en muchos sentidos totalmente únicos. Es fascinante descubrir cómo todo puede funcionar en el momento dado.

También es importante notar que si bien existen diferencias matizadas entre los términos de poliamor, relaciones abiertas y no monogamia, estoy usando estos términos de manera indistinta en el artículo para referirme a tener más de un vínculo tanto de manera sexual como romántica.

Algunas de las cosas a las que tienen que prestar especial atención las personas poliamorosas con alguna discapacidad incluyen:

1. La intimidad a menudo requiere ajustes

La activista de la discapacidad, Mia Mingus, acuñó el término » intimidad accesible » para referirse a cuando una pareja puede entender sus necesidades particulares en relación con los cuerpos, el sexo y las relaciones.

Encontrar compañeros que estén dispuestos a hacer los ajustes necesarios para hacer que una relación sea accesible es un obstáculo y una oportunidad que enfrentan las personas con discapacidad.

Por ejemplo, para las personas sensibles al olor, esto puede significar que los socios no usen ningún producto perfumado. Si bien la accesibilidad puede enmarcarse como un inconveniente o una carga, también es una forma de demostrar el amor y la comprensión a su-s pareja-s de una manera profundamente personal.

Tener y desarrollar la intimidad accesible es una oportunidad increíble para dar y demostrar amor y comprensión (¡y eliminar a las personas que no valen la pena!)

2. El capacitismo hace que sea más difícil encontrar compañeros

Puede ser lo suficientemente difícil encontrar a un compañero, ya no digamos a más de uno. Eso es aún más difícil cuando estás discapacitado. No es nuestra culpa, pero el capacitismo hace parecer a las personas discapacitadas como inherentemente asexuales o indeseables.

Esto se magnifica para personas con discapacidades visibles y otras opresiones superpuestas, como la gordura y algún ámbito queer. Una amiga con la que hablé y que no quería ser nombrada explicó su experiencia: «como una mujer súper autocomprometida con discapacidad desde su nacimiento, no siempre es posible encontrar parejas en las que confíe y con las que pueda ser abierta».

Alternativamente, puede haber personas que fetichizan aspectos de nuestras discapacidades, lo que puede hacer que sea difícil descubrir si alguien se siente atraído por nosotros como personas o simplemente como objetos, si esa es una distinción que queremos hacer

3. Estar en una o más relaciones cuando tienes una energía muy limitada o fluctuante es difícil

Otra amiga que quería permanecer en el anonimato mencionó que un gran obstáculo para ella es la imposibilidad de conocer gente cuando pasas la mayor parte del tiempo en la cama. Si bien todos tienen una cantidad limitada de energía, para algunas personas discapacitadas los niveles de energía pueden fluctuar de manera salvaje o permanecer muy bajos.

La energía y el tiempo que se tarda en crear y mantener relaciones (de todo tipo) puede ser un trabajo pesado y tener rutinas consistentes con las relaciones puede ser imposible para nosotros. Aunque me identifico como no monógama y ocasionalmente tengo otras parejas sexuales, actualmente no tengo la energía para mantener otras relaciones románticas serias.

Honestamente, apenas tengo la energía para mantener la que tengo. Pero, una de las grandes cosas de alejarse de la monogamia obligatoria es la oportunidad de crear las estructuras que funcionan para nosotros bajo nuestras configuraciones.

¡El poliamor no necesita verse de una manera específica, siempre y cuando funcione para ti y su-s pareja-s!

4. A veces, los compañeros (discapacitados o no) de las personas discapacitadas son responsables de algún trabajo de cuidado.

A veces estoy demasiado enfermo para hacer mi propia comida y confío en que mi pareja me alimente.

La no monogamia puede funcionar muy bien para esto, ya que cuanta más gente tenga para recibir apoyo, más fácil será la carga de trabajo para cada individuo. Entonces, si mi pareja necesita un descanso de esa responsabilidad, alguien más puede hacerse cargo.

A la inversa, a veces es posible que necesitemos tanto cuidado que a nuestros compañeros no les quede nada para darles a otros vínculos. Es importante reconocer cómo las responsabilidades de cuidado afectan a cada relación.

Mi compañero tiene agorafobia y se estresa en situaciones sociales, y como su apoyo primario de salud mental, necesito estar disponible para ayudarlo con su ansiedad. Entonces, si él va a tener una cita, parte de mi cuidado emocional significa estar disponible antes y después de su cita para ayudarlo a relajarse y procesar y lidiar con la ansiedad.

En la práctica, esto significa que no podemos estar en citas al mismo tiempo y necesito asegurarme de tener la energía emocional para ese apoyo. Comprender cómo me desempeño como acompañante emocional y asegurarme de estar disponible cuando más lo necesita nos permite pasar por su agorafobia de una manera que funciona para ambos.

5. Para las personas con problemas de salud mental, el poliamor puede ser aún más complicado.

No quiero relegar la salud mental solo a esta sección, ya que también afecta a todas las demás categorías. Sin embargo, quiero señalar un punto específico sobre los recursos tradicionales no relacionados con la monogamia que no necesariamente se aplican también cuando uno o ambos o todos los vínculos tienen problemas de salud mental.

Una amiga, Demi Simon, dice que sus problemas de salud mental le han facilitado la práctica poliamorosa porque necesita navegar por el mundo de una manera diferente debido a sus problemas de salud mental, por lo que agregar la no monogamia tuvo sentido para ella.

A veces, la necesidad de relaciones abiertas está directamente relacionada con la salud mental. Mi amigo Bear se identifica como alguien con trastorno de identidad disociativo (a menudo denominado erróneamente trastorno de personalidad múltiple) que es parte integral de cómo y por qué practican el poliamor.

Dice: “No tengo ninguna ilusión de que una persona pueda satisfacer todas las necesidades de mis personalidades. Somos muy diferentes. Diferentes gustos, diferentes aficiones, diferentes cosas que nos hacen felices ”. ¡Los cerebros diversos pueden ser una ventaja!

6. Navegar por el sexo y los cuerpos puede ser complicado

Si bien no es necesario que haya relaciones sexuales en relaciones románticas o de otro tipo, para muchas personas el sexo es una parte importante de la forma en que practican el poliamor. Como ejemplo concreto, los cuerpos de algunas personas pueden preferir el sexo que implica dolor, mientras que otros deben esforzarse mucho para reducir la cantidad de dolor durante el sexo para que funcione.

Hablar de estos aspectos de nuestro cuerpo puede ser más fácil para las personas con discapacidad, ya que a menudo tenemos que convertirnos en expertos en nuestro cuerpo de una manera que las personas sin discapacidad no tienen que hacerlo. Una forma en que esto entra en juego es lo que definimos como «sexo».

Es posible que algunas personas con discapacidades no podamos expresar nuestra sexualidad de la manera que queremos o de la manera que se considera «la norma». Como todo lo demás, el sexo también puede requerir modificaciones (¡y eso está bien!). Si tenemos práctica preguntando qué necesitan nuestros cuerpos cuando se trata de acceder al trabajo o a la escuela, puede ser más fácil sintonizar nuestras necesidades sexuales.

Como si una determinada posición causa dolor o una persona necesita tomar un descanso.¡Hay muy poco que decir que sería universal, excepto que todos los cuerpos son buenos cuerpos y todo vale, siempre que sea entre adultos conscientes!

7. El trauma juega un gran papel en las relaciones

Como personas discapacitadas, tenemos el doble de probabilidades de haber sido víctimas de un trauma sexual . Esto a menudo afectará las formas en que tenemos y nos desarrollamos respecto al sexo y relaciones.Una amiga discapacitada compartió que su pareja (también discapacitada) generalmente no puede tener relaciones sexuales debido a problemas de trauma y busca a otras parejas para satisfacer esas necesidades.

Hablé con Emi Barkus, una terapeuta (y amiga) que trabaja con clientes con historias de trauma sobre los consejos que tenía para personas discapacitadas no monógamas que han experimentado un trauma.

Ella dijo: «Es importante ser especialmente amable contigo mismo y recordarte a ti mismo que debes ir más despacio, ralentizar las revelaciones, ralentizar la intimidad, ralentizar la toma de decisiones, y ralentizar el conflicto, hasta que puedas verificarlo contigo mismo, hasta que tu cuerpo se sienta listo y sepas que en realidad estás completamente presente y que las cosas se sienten bien, en un entorno seguro y puedes continuar «.

Continuó explicando que «tener que ser consciente de las necesidades, los deseos y las limitaciones de uno, y aclararlas … requiere mucho coraje y habilidad, y puede llevar años perfeccionarlo». Para muchas personas discapacitadas, estas formas de comunicación se han desarrollado por necesidad desde mucho antes de que se necesiten para la no monogamia, por lo que es un ajuste natural «.

***

Dado que nuestros cuerpos y / o cerebros ya no se ajustan a las expectativas de la sociedad, como personas discapacitadas, ¡tenemos una gran oportunidad para crear el tipo de relaciones que funcionan para nosotros fuera de las nociones tradicionales de una familia nuclear monógama!

Este es solo el comienzo de las conversaciones que necesitamos tener y los recursos que necesitamos desarrollar para que el poliamor sea una posibilidad tan grande para nosotros como para las personas sin discapacidades.

Este texto fue escrito el 23 de Julio del 2018 y traducido desde la página Everyday Feminism. Dale click aquí para leer su versión original.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *