Artículos Traducidos

23 Banderas Rojas a las que prestarles atención en la primera cita

  • Sophia Benoit

Una vez, cuando mi mamá volvía de una cita, mi hermana y yo le preguntamos cómo estuvo. Ella dijo rápidamente que no veía la posibilidad de una segunda cita porque, en sus palabras: «Su chamarra deportiva era demasiado larga, lucía demasiado chistoso»
Lena y yo, en ese entonces adolescentes, nos carcajeamos muchísimo.
«¿Qué?» Preguntó ella «Se veía mal, no sé si puedo estar con alguien que nos sabe cómo vestirse»

En contraste, ella había terminado su relación anterior porque el chico con el que salía no creía en la evolución. ¡Una razón bastante válida! Pero «Su chamarra es demasiado larga» parecía para nosotras, una cosa increíblemente minúscula para dos adultos maduros que pudieron trabajarlo o manejarlo fácilmente.
¿Qué es «salir con alguien» sino una oportunidad para arreglar fallas del otro?

Pero mi madre reconocía fácilmente una bandera roja cuando la ve. Esto, a sus ojos, hablaba de un hombre que nunca ha sabido exactamente cómo cuidarse en las formas que ella esperaba. ¿Porqué te pones frente a una desilusión segura? Por supuesto, la mayoría de las personas no saben qué tan largos deben usar los abrigos o las chamarras, así que aún no me quito la sensación de que fue algo prejuicioso, incluso en retrospectiva.

Como sea, existen una serie de banderas rojas que todos nosotros podemos observar claramente. Así que aquí te dejo una lista de cosas que realmente deberías tomar en cuenta antes de decidir si quieres una segunda cita con «esa» persona.

  1. Envían un mensaje de texto para asegurarse de el bar al que van no revisará sus pertenencias antes de entrar.
  2. Llevan a un amigo al bar como acompañamiento cuando no estaba pactado. Jay-Z se lo hizo a Beyoncé y de todos modos funcionó. El punto es que tu cita no es Jay-Z e incluso él admite que fue una muy mala jugada.
  3. No pueden hacerte ni una sola pregunta. Lo más cercano a hacer una pregunta es cuando dicen con un ligero cambio de voz al final: Sería una buena idea volver a vernos… ¿? Lo que en realidad es una gran señal de que no es buena idea.
  4. Pasan más tiempo hablando con el bartender y ordenando cosas que hablando contigo.
  5. Cuando la política arriba a la mesa y simplemente no le importa hablar ni siquiera de eso, no hay vuelta atrás.
  6. No le gusta Paddington. (Huye)
  7. La cita empezó hace dos horas y sigue insistiendo en que «va en camino» lo que cada vez es peor es que si te dijera después de una hora que no llegaría, entonces te llevarías tus piernas depiladas y tu dignidad a otro lado. En lugar de eso, estás atrapada en el limbo de la «casi-cita», esperando sola en el restaurant, haciéndote bolas sola.
  8. Cuando vas entrando, ves cómo esconde su anillo de bodas o compromiso en la bolsa.
  9. Mientras están en la botana, te pregunta si está bien que hagan una video/llamada para que su mamá y tú se conozcan.
  10. Tiene un tatuaje que cubre toda la espalda con la cara de Charles Manson.
  11. No le gusta Paddington 2 (Creí que ya habías corrido)
  12. No comen nada de pan de la panera en el restaurante.
  13. Después, cuando recurdas la noche, te das cuenta de que se la pasó haciendo comentarios sobre tu apariencia y en particular, sobre tu playera favorita, lo que es injusto porque luces tan malditamente bien en esta playera y no necesitas ningún comentario sobre ella, y ahora el recordar a esta persona está arruinando de alguna forma tu playera favorita.
  14. Juzga a las personas que ven realitys.
  15. En broma haces algún comentario de algo hiriente que dijo tu ex y de inmediato se pone «de su lado»
  16. Se la pasa mensajeando a su «amigx» haciendo planes para cuando te vayas.
  17. Mencionan fotos o información que solo puedes encontrar en un MySpace.
  18. Te das cuenta que en realidad estuvo saliendo con alguien del staff del lugar y solo eres una ficha de una especie de revancha para que quien está trabajando allí se sienta mal.
  19. Cuando intentas decir una palabra difícil pero se burla todo el tiempo, a pesar de que le aclaraste que te era complicado pronunciarla y estás haciendo tu mayor esfuerzo.
  20. Cuando intenta presumirte un idioma que no domina solo para quedar bien e incluso corrige a quien sí sabe pronunciarlo.
  21. Se la pasa hablando sobre las heridas supurantes que tuvo de su cirugía de vesicula biliar mientras están comiendo.
  22. Cuando llega la cuenta y te ofreces a pagar, toman la cuenta para luego decirte «Vaya, eres una compañía bastante cara, deberías dejar tu propina» significa no solo que es una persona tacaña, sino que también tiene unos estándares de etiqueta bastante cuestionables.
  23. Piden la mitad de tu plato para llevar.

Este texto fue escrito en 2012 y traducido desde la página GQ Dale click aquí para leer su versión original.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *